A finales de este mes de junio algunos de los principales líderes mundiales y más de 5.000 personas acudirán a la capital de España con motivo de la celebración de la Cumbre de la OTAN. Madrid estará blindada con más de 10.000 agentes y el mayor dispositivo de seguridad en la historia reciente de España. Será una cita crucial y transformadora, según ha afirmado el Secretario General de la OTAN, Jens Stontelberg, donde se tratarán temas como la invasión de Rusia a Ucrania, la adhesión de Finlandia y Suecia al tratado o la estrategia para la próxima década. Estarán representadas las delegaciones de los 40 países participantes.

El encuentro coincide con el cuadragésimo aniversario de la entrada de España a la Alianza Atlántica, y provocará restricciones de movilidad en Madrid, sobretodo en el entorno de IFEMA, Palacio Real y en el eje del Paseo de la Castellana y Paseo del Prado. Con respecto a las fechas, el martes 28 de junio llegará a la capital el grueso de las delegaciones de los países participantes y se celebrarán encuentros y actos, y las jornadas oficiales están programadas para el miércoles 29 y el jueves 30 de junio. El programa para acompañantes (cónyuges) será presidido por la reina Letizia.

Casi toda la agenda oficial de la cumbre de la OTAN se celebrará en un recinto instalado en IFEMA que ocupa el espacio de 5 campos de fútbol (50.000 metros cuadrados). El Palacio Real y el Museo del Prado también acogerán actos y cenas.

El dispositivo de seguridad durante la semana de la cumbre consistirá en la presencia de casi 9.000 agentes (6.550 policías nacionales y 2.400 guardias civiles) en la operación llamada Eirene (diosa griega de la paz). El mayor dispositivo de seguridad en la historia reciente de España también contará con efectivos de la Policía Municipal y del Servicio de Bomberos-Emergencias de Madrid. También estará presente la Oficina de Coordinación de Ciberseguridad del Ministerio del Interior, que coordinará un plan específico para vigilar, proteger y responder ante posibles incidentes de ciberseguridad.

Madrid sufrirá cortes de tráfico el martes 28, miércoles 29 y jueves 30 de junio, que afectarán al Paseo de la Castellana, Gran Vía, Paseo de Recoletos, Avenida de América, la plaza de Colón, Goya, la glorieta de Ruiz Jiménez y de Bilbao, la carretera de Barcelona y la M-11. La circulación de estas zonas se verá alterada entre las 9:00 y las 10:00 y entre las 17:00 y las 18:00 el miércoles y el jueves. El martes habrá restricciones para el traslado de las delegaciones diplomáticas desde los aeropuertos de Barajas y Torrejón a la capital.

Con respecto al transporte público, la estación de Metro de Feria de Madrid estará cerrada los días 28,29 y 30 de junio, y algunas líneas se verán reforzadas. En relación a los autobuses, habrá una lanzadera sin paradas intermedias desde la estación de Mar de Cristal hasta la Puerta Norte de IFEMA, desde las 9:00 hasta las 22:00, salvo el día 29, que operará las 24 horas. Por último, el alcalde de Madrid ha anunciado que los viajes en autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) serán gratuitos durante los días 28, 29 y 30 de junio, coincidiendo con la cumbre de la OTAN en la capital.

43 hoteles acogerán a los participantes en esta cumbre, por eso la Policía Municipal establecerá un perímetro de entre 300 y 500 metros rodeando los alojamientos de las delegaciones (dentro de dicho perímetro estará prohibido el aparcamiento de coches particulares). Entre estos hoteles se encuentran el Rosewood Villamagna, el Palace, el Ritz, el Único o el Four Seasons. La ocupación hotelera en la capital oscila entre el 90 y el 100 % durante la cumbre.

El Museo del Prado permanecerá cerrado los días 28 y 29, el Palacio Real cerrará sus puertas al público del 24 al 29 de junio, mientras que el Museo Reina Sofía y el Teatro Real verán alterados sus aforos y horarios.